Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Posters Clásicos de SEGA por Cook & Becker y Mi Cuento del Génesis

Posters Clásicos de SEGA por Cook & Becker y Mi Cuento del Génesis

La Galería Cook & Becker ha anunciado el primer set de afiches en una serie limitada de impresiones basadas en juegos clásicos de SEGA por varios monstruos de la ilustración profesional.

En un esfuerzo conjunto con SEGA, los afiches caen bajo la licencia oficial y muestran trabajo de un serio calibre como el de Killian Eng, quien es un artista de ciencia ficción conceptual con un cuerpo de trabajo impresionante en Mondo. Él es responsable del afiche de Phantasy Star.

El artista de portadas de Marvel, Gerald Parel, hizo el de Golden Axe, mi favorita del lote seguido por Streets of Rage de Julien Renoult, que trabajó como artista conceptual de cabecera en Sunset Overdrive de Insomniac Games.

Terminando con los primeros cinco afiches, también está Jet Set Radio por el ilustrador holandés Roman van der Haven y un nítido afiche estelarizando a Joe Musashi de la serie Shinobi por el artista francés, Emmanuel Malin, cuyo trabajo ha aparecido en varias publicaciones del colectivo Café Salé y la revista ImagineFX por nombrar algunos.

Cada afiche mide 24 x 36″ (60 x 90 cm) y se limitan a una edición de 200 ejemplares que comienzan desde $99 USD. Totalmente vale la pena si eres de los que sólo compran uno o dos afiches al año, pero de otro modo te diría que esperes a que llegue un descuento. La nostalgia a veces sale cara.

Tiempo de Cuento

Al sol de hoy recuerdo la apuesta que hice con mi papá por allá en 1993. Estaba en tercero de primaria y al comienzo del año escolar mi viejo me dice: “si llegas a los tres puestos de honor, te consigo un SEGA”. En Panamá le llamábamos SEGA al Génesis, porque no había otra consola de la compañía en ese entonces.

Ni me lo tomé en serio. Simplemente hice mi tarea y me zurré haciendo mis ejercicios pensando que todo estaba bien como de costumbre, pero cuando mis notas comenzaron a llegar me di cuenta de que mi subconsciente estaba trabajando pa ese Génesis. Terminé en el tercer puesto de honor en tres de los cuatro bimestres.

Cuando llegó diciembre, mi papá se tomó un par de días libres y nos llevo a mis hermanos y a mí a La Central en Calidonia el mismo día que compramos el arbolito de Navidad. En la tienda, el que nos atendió me preguntó si quería un SEGA o un Super Nintendo, y en el momento ni lo pensé, pero mis hermanos sabían que la respuesta correcta era el Super Nintendo porque tenía muchos más juegos y todos en mi calle y en la escuela se lo iban a conseguir también.

Tercamente me fui por el SEGA Génesis porque pensé que un trato era un trato y yo quería jugar Sonic. Mis hermanos me reprocharon la decisión por años, pero gracias a un negocio familiar de alquiler de juegos cerca de mi barriada logré jugar Streets of Rage 1 y 2, Mortal Kombat 2 con la sangre y los sprites grandes, Golden Axe 3 con su bestial dificultad y Shinobi III, un juego totalmente adictivo que me mantuvo al borde del asiento en cada nivel.

Posters Clásicos de SEGA por Cook & Becker y Mi Cuento del Génesis

La ponchera se formó de verdad cuando una vecina se consiguió Power Rangers y Sonic & Knuckles. Cuando nos enteramos de que podíamos combinar Sonic 3 a ese juego y ver otra historia completamente distinta, ese fue mi plan de año nuevo 1995 y fue épico.

Si no hubiese sido por lo que pareció un error en aquel entonces, no sabría de todos estos juegos hoy en día. Eventualmente rogamos por un Super Nintendo y nos lo dieron dos años después, pero nunca olvidaré los momentos que tuve con el Génesis.