Al Norte Filipino • El Poder de una Despedida

“¿Qué aprendiste?” es una pregunta que me hicieron constantemente cuando regresé de mis viajes. “¿Qué viste?”, “¿Qué encontraste?”. Esta parte de la historia no tiene fotos ni videos, en parte porque no encontré ninguno de aquel momento (Stefanie tampoco pudo) y en parte porque, bueno, estaba muy ocupado aprendiendo algo que quizás fue lo más valioso que …

Continuar leyendo

Al Norte Filipino • El Camino a Banaue

Pasaron unos buenos 10 minutos después de haber conocido a Pauline, cuando de pronto nos hallábamos sentados en la parte trasera de uno de los tres jeepneys estacionados frente a la estafeta postal de Sagada, esperando nuestra partida hacia Banaue.

Estamos sentados allí, rodeados de varias doñas que llevan bolsas llenas de cosas para vender y una gallina. Stefanie está hablando con Pauline cuando de pronto una de las señoras a mi lado me pregunta si una de ellas es mi esposa y que qué hacemos en Sagada. El motor del jeepney arranca justo cuando abro la boca para responderle penosamente, a la vez que trato de ocultar mis cachetes rojos. Salimos hacia el valle, lejos del pueblo. Adios, Sagada.

(más…)

Al Norte de Filipinas • Ecos de los Ataúdes Colgantes

Me confundí un poco cuando nuestro bus nos dejó directo en la entrada del pueblo, al lado de la oficina postal. Resulta que todo este tiempo hubo una parte del pueblo que nunca vimos, ¡escondida en plena vista!

Así comenzamos a cruzar la calle en dirección a la oficina postal, pero el guía rápidamente nos orientó en dirección a un parque lleno de niños jugando a la pelota mientras sus madres bochincheaban en bancas. Al otro lado del parque hay una iglesia y cuando seguimos el sendero a su izquierda llegamos al cementerio detrás. Aquí es donde sepultan a la gente hoy día.  (más…)

Al Norte de las Filipinas • Buscando las Cataratas de Bomod-Ok

Después de escalar fuera de la Cueva Porno, nos cambiamos la ropa mojada y nuestro guía nos llevó de regreso hasta la entrada del pueblo y subió por una parte diferente del valle.

Una vez que llegamos al lugar, el conductor y nuestro guía se fueron a tomar un descanso, y nos dejaron a cargo de una chica que sería nuestra nueva guía en el camino a las Cascadas Bomod-Ok. (más…)