Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Todas Las Cosas Que Me Gustaron (Y Las Que No) Sobre Los Últimos Jedi

Ningún filme del año ha generado la polémica que Star Wars: Los Últimos Jedi está produciendo desde su estreno hace menos de una semana. El filme de Rian Johnson ha generado opiniones fuertes en ambos lados del espectro y ahora es tiempo de hablar de ello con spoilers.

Aquellos que ya leyeron mi reseña sin spoilers sabrán que me encantó el filme, pero aún con todo lo bueno que vi, debo decir que este no es un filme perfecto y tiene varias cosas que pudieron hacerse mejor. Así que comencemos por lo bueno primero y luego hablaré sobre las cosas que no me gustaron tanto.

Advertencia de spoilers mayores

El Nuevo Balance de la Fuerza

Más que nada, el punto que más divide a la gente cuando habla de Los Últimos Jedi es su representación de la Fuerza y todas las cosas nuevas que los personajes pueden hacer con ella. Entre el comienzo y el final del filme vemos gente usar la Fuerza para hacer de todo, desde Leia salvándose de una explosión y “volando” por el espacio hasta Luke creando proyecciones corpóreas desde otro planeta para enfrentarse a la Primera Orden, pero nada es tan cool como ver a Kylo Ren y Rey comunicarse y literalmente verse desde extremos opuestos de la galaxia.

No solo es impresionante que ambos jóvenes puedan conectarse con la Fuerza a ese nivel—aún si Snoak reveló que fue él quien abrió esa puerta de comunicación en primer lugar—pero algunos de los momentos más poderosos en la trama ocurren cuando los dos dialogan sobre lo que sienten. Digan lo que digan, estas escenas lograron mostrar lo aterrador y emocionante que pudo ser para ambos el encontrar a alguien que comprende lo que están viviendo, aún cuando en teoría Rey y Ren ya estaban rodeados por mayores más experimentados que no pudieron ver esta conexión venir.

También ayuda que estas charlas nos llevaron a…

La Pelea en el Trono de Snoak

Man. Qué. Ponchera. Cuando Rey entró a la cámara de Snoak como prisionera de Kylo Ren, ya todos en la audiencia sabíamos que ambos personajes habían visto el futuro, pero no sabíamos cómo la trama nos iba a llevar allí. Ren astutamente engañó a Snoak para propinarle una muerte sin ceremonias (de las que este filme tiene un par), pero la batalla que se dio inmediatamente después contra la Guardia Pretoriana de Snoak fue tan épica como los mejores momentos de la saga. Por años he visto a estos pendejos de rojo parados por allí sin hacer nada y Rian Johnson por fin les dio buen uso.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

La pelea es impresionante no solo por la acción sino porque, por un breve instante, no se trató del bien y el mal sino sobre dos jóvenes protegiéndose el uno al otro y tratando de sobrevivir. ¿Saben cuántas veces he visto un famoso duelo de Jedi? ¿Peleas uno-a-uno en un puente o una nave o en un puente dentro de una nave? Bastantes. Cuando Snoak queda rebanado como verdura, y el sable de luz de Rey vuela a su mano, en lo que Kylo Ren corre a su lado para cubrirle la espalda, mi corazón brincó y el cine estalló con gritos de furor.

Ver a dos espadachines en lados opuestos de la Fuerza dejar sus diferencias a un lado fue increíblemente refrescante y más aún cuando los dos logran salvar sus pellejos apenas por un pelo. Gracias a esta pelea el desenlace del filme fue aún más agridulce, aunque quedó claro que cada uno todavía sigue metido en la cabeza del otro y es solo cuestión de tiempo a ver si Rey permite que esa puerta se abra otra vez.

Los Héroes Fallan

Una y otra vez. En el primer acto, Poe termina matando a casi toda la flota restante de la Resistencia por querer ser un héroe, luego en el segundo acto del filme Finn y Rose tratan de infiltrar una nave de la Primera Orden y no solo fallan sino que su plan termina matando aún más gente, y finalmente en el tercer acto nos revelan que hace 10 años Luke causó que una cantidad aún más incontable de gente buena muriera al crear a Kylo Ren. Los Últimos Jedi es un filme sobre héroes que cometen errores y los pagan con consecuencias devastadoras para aquellos que logran sobrevivir. Es un filme sobre gente buena que mete las dos patas y un brazo en momentos de desesperación. Pero también es un filme sobre héroes que no se cansan y tratan de sobrellevar la culpa para buscar una solución hasta el último momento.

Todos los momentos épicos en el tercer acto del filme son solo escapes muy estrechos en los que nuestros héroes logran salir con vida a costa de grandes sacrificios. No existe una jugada “Hail Mary” como en películas anteriores donde simplemente los héroes ganan usando la Fuerza en el momento indicado. La única película de Star Wars más triste que esta es Rogue One por las mismas razones, lo cual hizo que estos personajes se sintieran más humanos y que su lucha fuera más interesante, su victoria más merecida. En la mayoría de las batallas en la Guerra de las Galaxias gritamos con furor porque ganamos y el plan funcionó. Aquí gritamos porque logramos salir con vida.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

Holdo y Su Última Defensa

Por la mayor parte de su tiempo en pantalla odié a la recién-nombrada Comandante Holdo. ¿De donde salió esta vieja peliteñida sin un plan, a decirle a Poe Dameron que se calle la boca y siga órdenes? En un momento llegué a pensar que la mujer era una espía de la Primera Orden infiltrada en la tripulación del Raddus precisamente para evitar el escape de nuestros héroes.

No fue sino hasta que Leia volvió en sí que el plan real fue revelado y cuando llegó el momento de la verdad, fue Holdo quien se puso los pantalones y volvió mierda la nave nodriza de Snoak SALTANDO AL HIPERESPACIO A TRAVÉS DE ELLA. Qué mujer más metal.

Rogue One nos mostró lo que pasaría si una nave pequeña intentara hacer un hipersalto y se chocara con un Star Destroyer, pero Rian Johnson tomó la idea y la volteó con resultados tan buenos que la gente tuvo que aguantar la respiración por un segundo antes de romper en alaridos de “¡OSTIAAA!” y “¡TOMAOS POR CULO HIJOS DE PUTA!” porque #Barcelona. Incluso la forma en que la escena fue mostrada, con múltiples ángulos del mismo momento de impacto, fue como ver un momento dramático de un anime y la falta de audio fue la cereza en el dulce.

“…deja que el pasado muera. Mátalo si es necesario. Es la única forma de convertirte en lo que estás destinada a ser”. – Kylo Ren

El Títere de Yoda

Este fue un bonito toque del director Rian Johnson. Me quiero imaginar su forma de vender la idea a Disney: “oigan, voy a meter a Yoda allí, pero no va a ser hecho por computadora. Voy a agarrar un títere y voy a hacer que dispare un rayo del cielo”. A estas alturas de la peli ya hemos visto a Luke apretarle la teta a un extraterrestre y beber su leche verde sin pasteurizar. Dude, esto fue totalmente válido y casi le sacó una lágrima a mi pareja.

Yoda no es solo uno de los mentores que Luke tuvo, sino también el que lo conoció justo antes de convertirse en la leyenda que todos creían iba a salvar la Resistencia. Ese duende verde conoce a Luke por el chico inseguro e ingenuo que todavía es, a pesar de toda la experiencia que ha ganado con los años, y fue bueno recordarle a la audiencia que aún si nuestro héroe ahora es un maestro Jedi, por encima de él todavía quedan personajes aún más sabios, no porque sean mejores maestros, sino porque son mayores.

Deshazte del Casco

Sé que a algunos no les gustará, pero yo sonreí cuando Kylo Ren destruyó su propio casco después de ser humillado por Snoak al comienzo del filme. El casco de Ren representaba otra de las ataduras de El Despertar de la Fuerza a su legado—en aquel filme nos dan a entender que él es el nuevo Darth Vader y luego nos toca ver por una hora y media lo mal que la está pasando al tratar de vivir a la altura de esa expectativa.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

Rian Johnson entiende que si Kylo Ren va a ser su propia persona y convertirse en un villano como no hemos visto antes, debe sobrepasar el legado de Darth Vader y ser algo distinto. Algo nuevo. El acto de destruir su casco va de la mano con la escena en la que Rey le regresa su sable de luz a Luke y este lo avienta sobre su hombro como si fuese un pañal usado. En las propias palabras de Ren a Rey: “deja que el pasado muera. Mátalo si es necesario. Es la única forma de convertirte en lo que estás destinada a ser”.

Phasma Con Venganza

El regreso de la Capitana Phasma duró menos de 5 minutos, pero fue casi suficiente para justificar la conveniente desviación que hizo de Finn y Rose la subtrama más pobre del filme. Phasma aparece para ejecutar a Finn y, en una escena que tiene de todo hasta BB-8 piloteando un AT-AT, Finn le planta cara y la envía a su aparente muerte.

Me gustó el diálogo de la escena más que nada, y a decir verdad quisiera ver a Phasma regresar. Después de todo esta es la misma dementa que de algún modo escapó de la explosión en la Base Starkiller como una especie de Terminator del espacio.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

Chewie Manteniendo Todo Bajo Control

Dénle a ese wookie una medalla de oro por ser el mejor piloto de la galaxia, carajo. Con Han Solo muerto, Chewie es ahora el dueño único del Halcón Milenario y en el asalto a Crait demostró otra vez que con él la nave más rápida de la galaxia está en buenas manos.

Luke Cambió

Cuando Luke se le aparece a Leia con el pelo corto y vistiendo una túnica negra, se supone que la audiencia debe pensar que este es el Luke que esperábamos ver. Este es “Aquel Que Traerá Balance A La Fuerza” listo pa’ la acción y para acabar con el merecumbé que se ha formado.

Excepto que el filme se ha pasado las dos horas previas diciéndonos que este Luke ya no existe y es imposible que vuelva después de tan solo unos días entrenando a Rey. Luke está cabreado con la vida y consigo mismo, es un veterano de guerra cascarrabias y no ha podido perdonarse por lo que le hizo al hijo de su hermana. Este es un personaje que admite no tener lo que se necesita para cambiar el curso de esta guerra y mucho menos lo que otros esperan de él.

La mejor noción que esta película nos brinda es que Leia y Luke son personajes secundarios que por varias circunstancias deben ver los eventos ocurrir desde la banca. A pesar de tener la experiencia y cierto poder de su lado, ninguno de ellos está en la posición de cambiar el curso de los eventos frente a sus ojos, porque los que están en control son jóvenes. Tontos y asustados, pero con mucho talento. Jóvenes cometiendo la misma clase de errores que ellos a su edad, en un mundo más complicado.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

Luke sabe que enfrentarse a la Primera Orden solo con un sable de luz es una locura y de hecho dice que no hará esto por lo que, cuando se aparece frente a la Primera Orden y parece que se está contradiciendo, es un alivio ver que solo era una proyección de sí mismo, dejando en claro su poder y su resolución a no empeorar más el problema con su acción pasiva. Más aún muestra que este no es el mismo personaje que se tiró hasta el palacio de Jabba a rescatar a Han Solo con nada más que un plan a medias y su instinto. Luke trasciende el viaje del héroe y su propósito final al entender que aún si él ha perdido la esperanza, hay otros como Rey que sí la tienen y él debe abrirles paso para que puedan desarrollar todo su potencial y no repetir los errores que cometió con Kylo Ren.


Ahora hablemos un poco de las cosas que Los Últimos Jedi hizo para invocar la ira de sus fans. En lo personal no creo que sean problemas tan graves, pero con la mano en el corazón puedo decir que estos fueron puntos muy bajos del filme.

QEPD Almirante Ackbar

Arriba mencioné que este filme tiende a descartar cosas y personajes de la trilogía original sin asco, y muchas veces no hay gran historia, pero enterarnos por una línea de diálogo que el Almirante Ackbar peló el bollo durante la primera gran batalla del filme fue sorpresivo y frío. Concedo que Ackbar en realidad nunca fue un personaje muy importante para la saga y que su legado se limitaba a una breve frase que se ha convertido en un mítico meme, pero su partida fue breve y cruel.

Como contra argumento, hubiese sido un final épico y Hollywoodense si en vez de Holdo, fuese Ackbar quien volteara la nave y con su última línea de diálogo—”han caminado en una trampa, hijos de puta”—hubiese activado el hipersalto para sacrificarse por la Resistencia. Pero al fin, nunca será y el calamar gigante vivirá en nuestros corazones por siempre. Respect, manito.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

Leia Queda En Coma Para Alargar La Trama

Me queda claro que no hay otra razón para que un personaje clave de la trama pase medio filme en una camilla, solo para luego despertar y revelar el gran plan salvador, que aparentemente todos en el alto comando sabían desde el principio, pero nadie decidió compartir con Poe, Finn y Rose.

Claro, entiendo que cuando Poe confronta a Holdo, la nueva jefa podría haberle revelado el plan, pero en ese momento ella estaba haciendo valer su autoridad sobre un soldado insubordinado. Mirando hacia atrás es una de las mejores interacciones del filme porque esto es exactamente lo que pasaría en una cadena de comando real, pero el lado malo de no compartir información es que Rose y Finn se fueron hasta Canto Bight solo para regresar de a milagro, ser traicionados y sin querer darle la información necesaria a la Primera Orden para que pudiesen destruir aún más naves indefensas de la Resistencia.

No es totalmente un desperdicio de tiempo, pero pudieron cortar mucha grasa innecesaria, como por ejemplo…

Los Galgos Extraterrestres en Canto Bight

Durante su escabullida en el casino interestelar—del que solo pudimos ver como un minuto—Rose le cuenta a Finn que los animales que usan para las carreras de apuestas son maltratados y que encima, la gente que se hace millonaria en Canto Bight lo logra vendiéndole armas a la Primera Orden. En corto, ganarían muchos puntos extra en la misión y un posible achievement de Xbox si se desviaran por un minuto a tratar de salvar los animales y joder a estos traficantes de armas.

Es completamente innecesario y estoy seguro de que todos los galgos que lograron “rescatar” fueron puestos de vuelta en cautiverio antes de que Finn y Rose llegaran a la nave de la Primera Orden.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

Rose Salva a Finn

Esta parte me hizo sentir incómodo porque está claro que Finn siente algo por Rey, y cuando Rose aprovecha el momento para besarlo después de salvarle la vida, el beso se siente forzado y raro. Rose no es un mal personaje, y tiene razones legítimas para odiar a la Primera Orden, pero su forma idealista de pensar contrasta mucho con lo complicada y matizada que se ha vuelto la galaxia muy, muy lejana.

Cuando Rey ve a Finn atendiendo a Rose en el Halcón Milenario, me cuesta pensar que lo seguirá viendo con los mismos ojos. Después de todo, es difícil negar la tensión sexual que hubo entre ella y Kylo Ren cuando se estaban comunicando a través de la Fuerza, sobretodo en la vez que Ren apareció sin camisa (“qué pasó, mami, como ‘tas?”) y sus pectorales eran como de señor mayor. Random.

“Somos lo que ellos superan cuando crecen.” – Yoda


Los Últimos Jedi no es un filme perfecto, muy lejos de ello, pero suponer que un filme de Star Wars siempre debe de alguna forma estar atado a sus fans y darles lo que ellos creen que quieren es absurdo.

La Guerra de las Galaxias, o mejor dicho la idea de lo que un filme de La Guerra de las Galaxias debe ser, es simplemente algo que se ha adentrado tan profundo en nuestra cultura popular que lo hemos normalizado, al punto en que no logramos recordar que, en algún momento del pasado, estos filmes eran absolutamente raros y bizarros.

Star Wars: Los Últimos Jedi
Imagen: Disney

El trabajo de Rian Johnson no era complacer a miles de supuestos puristas que solo ven la trilogía original como el alfa y omega de este universo. La meta de Johnson era romper esquemas para darnos algo nuevo y quizás elevar nuestra idea de estos filmes a otro plano, y por mi parte lo logró de manera jocosa, arrastrando a algunos por los tobillos hasta su final dulce-amargo, porque el universo no puede girar en torno a los Skywalkers por siempre.

Dejen que el hombre haga su trabajo y de paso averíguenme donde puedo comprar Porguito asado.