Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Porque Ver The Flash Ya No Es Tan Divertido

Man, yo amo a Flash. De los cinco superhéroes más grandes de DC, El Rayo Escarlata es el más feliz y vivo ejemplo de alguien que genuinamente disfruta de sus superpoderes. Esta es una de las razones por las que Warner Bros. y DC decidieron traerlo a la pantalla chica como un contraste al sombrío Ollie Queen y su show, Arrow. Entonces, si The Flash se suponía que debía ser menos sombrío y complicado que su contraparte verde, ¿por qué me siento tan molesto y triste cada vez que termino de ver un episodio?

Hay un montón de razones para amar al show, pero hoy escribo sobre los patrones que lo han vuelto más difícil de tolerar de forma consistente a lo largo de sus últimas tres temporadas y el comienzo de la cuarta a comienzos del mes pasado.

Un Speedster Malvado! …Otra Vez

La primera temporada de The Flash estableció al personaje que todos queremos como un muchacho joven aprendiendo a vivir con sus nuevos superpoderes y los problemas que conlleva ser el hombre más rápido del mundo. Cuando comenzó, me pareció fenomenal. En todos los aspectos, la trama de la primera temporada bien podría describirse como “qué pasaría si Spider-man corriera rápido en vez de saltar por rascacielos”. Era divertido y lleno de aquellos momentos cursi y nerdos que también definen al personaje, como este por ejemplo:

La mejor idea que tuvieron los escritores de la serie fue introducir a un villano central que estuviese a la altura de Barry Allen. Así fue como crearon a Reverse Flash, quien vestía como Dr. Zoom en los cómics, pero era en realidad un villano completamente nuevo hecho para la serie de TV. La intriga por saber quién era Reverse Flash y la eventual revelación de que Barry no solo había estado trabajando junto a su némesis, sino aprendiendo de él, fue demasiado cool.

El problema es que la segunda temporada también tuvo a un speedster enmascarado, uno aún más veloz y malvado que el de la temporada anterior y cuya revelación fue forzada, pero aún digerible. Vamos, era solo la segunda temporada y todavía la audiencia y los escritores estamos aprendiendo.

Llegó la tercera temporada y el villano principal fue otro speedster enmascarado (en serio) que no solo hizo a Flash complicar su historia creando huecos de continuidad estúpidos, sino que también falló cualquier propósito que sus escritores pudieran haber tenido con él. En vez de darnos una revelación interesante y justificar meses de tortura para la audiencia y los personajes por igual, la tercera temporada estiró la tensión antes de la revelación de su villano por meses, asegurando que fuera imposible alcanzar los niveles de hype que había armado.

El show constantemente ha echado de lado avenidas interesantes con villanos como Gorilla Grodd, Captain Cold y Mirror Master, tratándolos como entremeses, cuando en realidad cualquiera de estos villanos podría darnos un excelente arco narrativo que fuera menos predescible, pero no. Por desgracia, la sola habilidad de correr muy rápido aparentemente es el último superpoder, la bomba nuclear en el juego de piedra, papel, tijeras, la cual solo puede ser afrontada o vencida por otra persona con el mismo poder.

Barry Allen Es Un Paquete…

Comenzó como un personaje interesante y lleno de inseguridades, pero mientras más lo he visto crecer, más he visto a Barry Allen consumirse en su propia miseria. El proceso de la trama aquí es casi siempre el mismo: Barry le pide consejo a alguien, ese alguien le da consejo y luego Barry dice “pa la verga” y hace lo que le da la gana. El resto de la temporada la audiencia y los personajes sufren por decisiones que parecen obviamente erradas para todos excepto Barry.

Estaría bien si no vieramos al personaje cometer los mismos errores una y otra vez, pero la temporada tres es un ejercicio de paciencia, poniéndonos a prueba para ver cuantas veces podemos ver al mismo personaje testarudo ir en contra del consejo de sus amigos, familiares e incluso el amor de su vida, y cagarsela aún peor en lo que ya estaba cagado.

…Y Dependemos Demasiado De Él

Quizás la razón por la que es tan difícil ver a Barry fracasar tan seguido es que simplemente pasamos demasiado tiempo con él. Conocemos sus mayores éxitos y sus peores caídas por igual porque la luz protagónica siempre está brillando sobre él, y los creadores del programa parecen estar más que enterados de este hecho. En cuatro temporadas hemos visto al Barry emo, el Barry nerd, el Barry castaway y hasta al Barry malvado; da la impresión que los creadores de la serie están claros con lo repetitivas que son las historias que escriben y nos tiran varias versiones de nuestro héroe para “ponerle picante a la cosa”.

Quizás es un problema causado por la falta de un gran presupuesto para el show, o quizás es lo que las encuestas dicen que los televidentes quieren ver, pero en serio sabremos que el show está agotando sus ideas cuando veamos a Grant Gustin conociéndose a sí mismo como The Flash en un episodio de The Flash.

Conforme ha ido mejorando Barry como héroe, a su lado también ha avanzado el Team Flash, cuyos miembros han logrado cierto nivel de complejidad más allá de sidekicks, como Cisco y Caitlin. ¿No sería brutal ver un episodio totalmente dedicado a las aventuras de estos personajes? Quizás un día Barry tiene que acompañar a Iris a decidir los planes de su boda y Cisco debe salvar el día junto a Gipsy en una universo alterno, o quizás podríamos ver un día en la vida de Wally mientras trata de ir a clases y un estudiante de su uni resulta ser un meta-humano asesino.

No existen ideas nuevas bajo el sol, pero a Flash le vendría bien algo de variedad, usando trucos probados y testados para darnos más razones de ver la serie. Claro, estos trucos solo funcionarán si podemos resolver el siguiente punto en la lista.

El Team Flash Es El Peor Equipo

El grupo de familiares y amigos que apoya a Barry, coloquialmente llamado Team Flash, es un grupo de individuos con muy buenas intenciones y una habilidad sobrehumana para resolver problemas muy difíciles de física cuántica, ingeniería y tecnología interdimensional en menos de 45 minutos. Cada uno de ellos es muy muy muy bueno en lo que hace y encima todos se llevan requetebien. Lo único malo es que parecen no confiar entre sí.

Verán, en ciertas ocasiones, un miembro de Team Flash se topará con información sensible que podría ayudar al equipo a derrotar a un villano o preveer un problema. Dicho miembro del equipo se quedará callado con dicha información, y esperará hasta el último momento posible antes de que dicho conocimiento sea inservible para revelarlo, usualmente incluyendo dicha revelación en algún tipo de confesión vergonzosa y una disculpa.

¿Por que Cisco no le cuenta a sus amigos que está teniendo premoniciones y viendo memorias ajenas? ¿Por qué Joe no le dijo a Iris que su madre todavía estaba viva y encima tenía un hijo del que no sabían nada? ¿Por qué Wally no le dijo al equipo que estaba teniendo visiones de Savitar? ¿Por qué Caitlin no le dice al equipo que su alter ego asesino, Killer Frost, intenta controlarla a menudo? La respuesta siempre es igual: “porque pensé que sería un problema más con todo lo que está pasando”.

En el mundo real, Flash habría despedido a todo su equipo hace años por fraude y por ocultar información crucial que le ayudaría a dormir mejor. En la serie de TV, todo aquel culpable de este pecado es perdonado, aún cuando el perdón tome la mitad de un episodio en llegar. Es un problema que aún sigue ocurriendo en la cuarta temporada y parece que nunca se solucionará porque al igual que Barry, los miembros de Team Flash también aprenden muy lento de sus errores.

Y en este último punto llegamos al problema más grande de este show.

Iris West No Tiene Nada Que Hacer Aquí

Cuando nos la presentaron en la primera temporada, Iris era una chica emprendedora, con una carrera de periodismo en ascenso y una relación estable. En algún momento entre el final de la primera temporada y… bueno, desde entonces parece que los escritores de la serie han decidido que Iris ya no necesita un trabajo y ahora puede ser 100% parte del Team Flash como soporte para Cisco, el ingeniero con superpoderes interdimensionales; y Caitlin, la científica con superpoderes de hielo; y su hermano Wally, otro speedster; e incluso su padre, Joe, un exitoso detective de policía.

Por más que la historia trate de enfocarse en otros personajes, Iris de alguna manera aparecerá con el único propósito aparente de crear drama en una situación donde no lo hay. Es más, Iris por si sola genera 50% del drama en un episodio promedio, por simple virtud de ser el gran amor en la vida de Barry. Si la mitad de los problemas en la vida de Barry son generados por un metahumano haciendo cagadas o un miembro de Team Arrow o Team Flash con problemas personales que sobrellevar, la otra mitad de sus preocupaciones vendrá de Iris.

Astromono

Incluso en el segundo episodio de la actual cuarta temporada, la dinámica entre Barry y Iris es afectada porque Barry vuelve de la Speed Force y está feliz de volver a ver al amor de su vida, sus amigos y ser el superhéroe que queremos ver triunfar. Iris se molesta porque Barry la dejó sola, a pesar de que ella sabía las consecuencias para el mundo si Barry no entraba en la Speed Force a solventar un problema que él mismo causó.

Es difícil querer al personaje cuando es claro que ella no puede ver más allá de su propia necesidad de atención. Está bien querer a Barry cuando es un superhéroe y está haciendo bien, pero no está bien quererlo cuando tiene que sacrificar todo lo que tiene, incluso su relación con ella, para salvar al mundo. En ese sentido, las decisiones de Iris y su forma de actuar la hacen ver en ocasiones como una mujer mezquina.

Iris ha sido la mediadora innecesaria en el grupo por falta de otra cosa que hacer, ya que no tiene superpoderes, un trabajo real o habilidades extraordinarias de ningún tipo. Los escritores del show quieren tratar a Iris como la mayor fuerza motivadora que Barry tiene, haciéndonos ver que si nadie más puede hacer que Barry crea en sí mismo, Iris lo logrará. El problema con este supuesto es que Iris no siempre puede estar metida en Star Labs viendo cada movimiento que su esposo hace.

Las relaciones necesitan espacio y tiempo para fortalecerse, y eso es igual con o sin poderes supernaturales. Si la meta de Iris realmente es que Barry sea exitoso y pueda sobreponerse a cualquier problema, en algún momento ella debe dejarlo a que pelee con sus enemigos y buscar su propia vida para ser exitosa por su cuenta. Como los creadores del show planean abordar este reto es otra historia.

Astromono

The Flash es un show realmente bueno a pesar de sus fallas, en parte porque su elenco es muy bueno expresando emociones, ya sea que hablemos de un episodio musical o un momento más sombrío. El show se ha mantenido al margen de la irrelevancia gracias a su flow nerdsón, sus efectos especiales relativamente buenos (a menos que hablemos de King Shark… no hablemos de King Shark) y momentos realmente heróicos. Pero estas cosas por sí solas no evitarán que los errores de Barry lo alcancen.