Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Pateando Calle: Hay que Hablar de los Boletos

Todo comienza con el boleto. A simple vista es sólo un papel que dice tu nombre y número de vuelo, pero en realidad es la materialización de un escape. Una salida en tu mano. Un llamado a la aventura que puedes doblar y meter en tu bolsillo.

Así que, ¿cuál es la vaina con esos boletos? 

Antes de mi salida a cualquier lugar, mucho antes de empacar o incluso de presupuestar mi estadía, lo primero que hago es meterme a buscar boletos en la internet. Es un proceso largo que se torna más interesante conforme voy viendo precios, escalas y opciones. Esto es lo que hago cuando voy a comprar boletos de avión:

1. Uso Tarjetas de Crédito

Siendo un panameño con un límite de crédito bajo y tarjetas de débito/crédito locales, mis opciones se limitan a sitios web como Expedia, Skyscanner o E-Bookers o a sitios de aerolíneas como AA, Copa y Lufthansa.

No fue sino hasta un mes antes de mi viaje que obtuve mi primera tarjeta de crédito, por lo que mis opciones antes eran más limitadas ya que ciertos sitios web no aceptan tarjetas de débito como la Visa 4U, y si las aceptan por lo general cobran un pequeño cargo de servicio.

Mi tarjeta de crédito también me ayudó mucho luego en el viaje, ya que tienen la tasa de intercambio más baja y me ayudó cuando tuve que sacar dinero de un cajero en el extranjero. El único problema es… bueno, que son tarjetas de crédito, así que pagarlas y no sobre-girarse siempre fue un reto en el camino.

2. Viajé en Lunes, Martes y Miércoles

Dependiendo de la hora y día que compraba el boleto, podría pagar cientos de dólares por encima del precio “normal” sólo por ser un día de alto tráfico (fines de semana o alrededor de días feriados) o una hora popular (entre las 10 a.m. y las 5 p.m.).

Un artículo de USA Today explica que los días martes es cuando los sitios web de viajes actualizan sus precios e informaciones de vuelo, por lo que los martes en la noche y los miércoles son momentos óptimos para encontrar buenos precios y tiempos de vuelo.

Ojo: la idea es que mi vuelo también saliera en día lunes, martes o miércoles, porque estos son días de poco tráfico en general. Cuando viajaba de regreso a Panamá, mis vuelos de AA y Copa eran en lunes, martes o miércoles y casi siempre iban vacíos. Es decir que los puestos a mi lado estaban libres para acostarme o subir las piernas, aliviando un viaje de 20+ horas como no tienen idea.

Los vuelos tempranos, tipo 6 a.m. o de media noche (red eye), también son vuelos de poco tráfico y mucho ahorro. Demos gracias por toda esa gente que tiene miedo de volar en la oscuridad.

3. Busqué Todas las Fechas

A pesar de lo que dice el punto de arriba, siempre me tiro a buscar los días y horas de toda la semana en la que planeo viajar y las semanas antes y después también.

Para mí hay muchas cosas que no tienen sentido cuando se trata de aerolíneas. ¿Por qué un boleto de ida es más caro que un boleto de ida y vuelta? ¿Por qué hacer escala en Puerto Rico es más caro que pasar por Newark cuando Puerto Rico queda más cerca? ¿Quién sabe?

Lo que sí sé es que no me gusta gastar más de lo necesario, así que trato de comprar mi boleto con la mayor antelación posible y reviso la mayor cantidad fechas, en tantos sitios web como pueda. La mayoría de los sitios que conozco no te dejan reservar un boleto con más de 6 meses de anticipo, de todas formas.

Para referencia, easyJet y Ryanair me ayudan mucho cuando viajo en Europa; Skyscanner y Tigerair cuando viajé por Asia; y Expedia como sitio para comparar precios a cualquier lugar donde vaya.

4. Boletos Multi-ciudad FTW

Desde mi tercera visita a Suiza, he optado por comprar boletos multi-ciudad para ahorrar dinero y poder ver ciudades que me interesan, aunque por poco tiempo.

Un boleto multi-ciudad se refiere a un viaje extendido con múltiples destinos, que generalmente es más barato porque incluye más vuelos. Este detalle lo aprendí después de cierto tiempo viajando, pero los vuelos sin retorno son los más caros, seguidos de los vuelos roundtrip y finalmente los multi-ciudad. Los vuelos multi-ciudad se ven caros, pero a la larga ahorras más dinero que si estuvieses comprando boletos separados para cada destino. Así puedes aterrizar en una ciudad, quedarte allí por varios días para explorar, luego volar a otra ciudad y viajar así hasta regresar (o no) de donde viniste.

La limitación con los vuelos multi-ciudad es que una vez que los compras es casi imposible cambiar las fechas de los vuelos en tu viaje, por lo que te fuerzan a tener un itinerario de viaje ya armado y poco flexible. ¿Qué ocurre si te enfermas o te ocurre un accidente la noche antes de tu vuelo y no puedes moverte? ¿Conociste a alguien y quieres viajar con ellos en vez de ir por tu cuenta? ¿Quieres quedarte más tiempo en una ciudad que visitaste? Un boleto multi-ciudad es una forma práctica, pero rígida de armar la experiencia.

Para referencia, esto es lo que me han costado vuelos a Suiza desde mi primer viaje en 2012:

  • 20 de enero, 2012: $1185,40 (comprado el 9 de diciembre, 2011) en E-Bookers.
  • 25 de julio, 2012: $1,241.48 (comprado el 1 de julio, 2012) en Condor.
  • *21 de marzo, 2013: $1,577.65 (comprado el 13 de enero, 2013) en Expedia.
  • **19 de octubre, 2014: $773.90 (comprado el 4 de septiembre, 2014) en American Airlines.

*Boleto multi-ciudad, aterrizando en Boston y saliendo de Nueva York a Suiza seis días después.

**Boleto comprado desde Suiza hacia Panamá. Es triste pero cierto: comprar un boleto desde Panamá es más caro que hacerlo desde Estados Unidos o Suiza. No sé por qué, pero es así.

Todos los precios de arriba excepto el último incluyen un viaje completo de ida y vuelta desde y hacia Panamá. A pesar de que su vuelo fue el más caro en aquel entonces, después de mi experiencia viajando puedo decir que Expedia ha sido el mejor sitio web para hacer mis reservaciones porque tienen la mayor flexibilidad de horas de viaje y su soporte para cambiar fechas o cancelar vuelos es muy bueno. También tienen un app móvil que fue crucial para mantenerme actualizado y organizado cuando mis fechas de vuelo se acercaban.

También hago notar que Condor no es una agencia de viajes online, sino una aerolínea que tuvo una oferta para viajes a Europa al momento en que yo buscaba boletos. Los vuelos en oferta generalmente te amarran a los tipos de vuelo más baratos o los servicios más básicos y no es sorpresa que mi segunda visita a Suiza haya tenido el peor de mis viajes, haciendo parada en el aeropuerto de San Juan, Puerto Rico en vez de la típica ruta que pasa por Newark, cerca de Nueva York.

Resulta que una ida sin retorno a Filipinas desde Panamá cuesta menos que ir a Suiza y regresar en 3 meses, pero por suerte, el Sureste de Asia es bastante barato en términos de hospedaje, con lugares donde puedes quedarte hasta por USD $3 la noche. No digo que es buena idea hospedarse en un lugar de $3 la noche, pero si las cosas se tornan difíciles es mejor que dormir debajo de un puente o una vaca.

5. Navego Incognito

¿Sabías que los sitios web de viajes ofrecen precios más bajos para usuarios que los visitan por primera vez? Es una táctica que ayuda a estos sitios a amarrar más usuarios nuevos, pero tiene una pequeña falla para los que juegan vivo.

Los navegadores de internet más populares tienen una opción para navegar en privado. Chrome le llama “Navegar Incognito”, mientras que Safari y Firefox lo llaman “Navegación Privada”. Cuando navegas en privado, los sitios web no guardan cookies en tu computadora, de forma que no pueden reconocerte como un usuario que ha visitado estas páginas anteriormente.

Si navegaba usando estas opciones, podía ver la diferencia de precios que generalmente ronda entre los $100 y $500 de diferencia, dependiendo de donde quería ir. Una vez incluso vi un precio bajar de $2000 a $1,100 para un vuelo que salía dos semanas después. Haz la prueba y aprovecha si ves algo bueno.

Libertad

Como mencioné al principio, un boleto es más que un pedazo de papel para viajar. Todas las cosas que ese papel representa valen más que el precio que pagas para obtenerlo, pero aún así el boleto sigue siendo la primera y una de las pocas inversiones grandes que hay que hacer en un sólo pago cuando viajas, así que invertir tiempo buscando una buena oferta nunca es mal negocio.


Pateando Calle es una columna de mis aventuras mochileando como loco por el mundo, documentando como sobrevivo con poco dinero y cero idea de lo que estoy haciendo. Para más aventuras, mira el archivo.